Menu

DOLORES-LA EMOCION DEL PADRE MAXI EL 2 DE ABRIL

En la Capilla del Cementerio de nuestra ciudad, el sábado pasado se conmemoró el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, en la que el Presbítero Maximiliano Turri, hizo uso de la palabra, luego de haber colocado un ramo de olivos enviado por el Obispo Malfa.

Un se impecable mensaje del Padre Maxi, nos dijo.

Perdón, honor y gloria. Tres palabras que encierran este día. Porque los argentinos nos debemos una profunda reflexión. Que excede a los gobiernos y que debe ser asumido por la sociedad. Somos los ciudadanos los responsables de recoger la herencia que nos dejan estos 34 años de Malvinas.

Perdón porque siempre la cantidad de gente que podemos estar homenajeando a los veteranos, será poca. Nunca alcanzará el número de personas suficiente para estar acá recordándolos. Perdón porque hace 34 años los estábamos escondiendo a su regreso y no fuimos capaces de reconocer lo que hicieron por nuestro suelo argentino. La misma sociedad que los ha escondido cuando volvieron, es quien es quien usa esta fecha para un fin de semana largo o para hacer otra cosa menos que reflexionar lo que significa. Perdón porque no hemos aprendido de los ejemplos de hermandad que nos dejan tantos testimonios de valentía, fraternidad y amor al prójimo. Nos hemos quedado con la peor parte de

la guerra: egoísmo, traición, deslealtad. No los hemos imitado y no podemos avanzar nada en la herencia que nos entregaron.

Honor a quienes fueron enviados a las islas. Ellos son testigos de la bastedad e inmensidad de nuestra patria. Nos enseñan que hasta allá, hasta ese lugar recóndito y alejado, la patria se extiende de tal modo que han tenido que soportar lo indescriptible por defenderla. Honor por los ejemplos que nos han dejado de soberanía, del valor que significa la bandera y de la conciencia que han tenido por defenderla.

Gloria a quienes la gesta patria los encontró derramando su sangre. A ellos la gloria y el honor. Porque fueron capaces de dar lo más valioso que podemos tener los seres humanos. La propia vida por defender nuestro suelo. Gloria entre los hombres y paz en la presencia de Dios. Porque ellos los 649 héroes de la patria, son contemporáneos a nosotros. Los más chicos tienen que saber que vecinos nuestros fueron capaces de morir allá por defender la celeste y blanca. A ustedes, gloria y honor.

Cuidemos la memoria. Seamos centinelas de la historia. No nos conformemos con reconocer esta fecha. Todo el año debemos decir una y otra vez: “Las Malvinas son y serán Argentinas”

A sus familias y a quienes llevan adelante las secuelas de la batalla.

A quienes todavía el dolor y los recuerdos los tienen emocionados.

En esta fecha tan especial para nuestro país:

¡Gloria a los héroes muertos y honor a los héroes que volvieron con vida!

El Tiempo

Visita el sitio web de Radio Dolores