Menu

DOLORES-LOS PAMPAS A PURO CORAZON

En lo que fue el cotejo por el tercer puesto, el Seleccionado Juvenil de la Unión de Rugby de Mar del Plata, de la cual es miembro Pampas Rugby de Nuestra ciudad, venció en su casa a Tucumán por 27 a 19 y logró quedar como el tercer mejor equipo del Campeonato Argentino.

Luego de la derrota en Semis ante URBA, hubo poco tiempo para reponerse, pero había sed de gloria y de vengar la derrota con Tucumán en casa, por eso los chicos del Trébol salieron a dar el todo por el todo en cancha de Lince.

Las cosas no comenzaron bien, pasado el primer minuto y sin poder tocar la guinda, llegó el try del wing Pablo Avellaneda para los Naranjitas, que se imponían 7 a 0.

El Trébol no se desperó y en su primer ataque, la figura del certamen, Iván Nemer, se cortó al lado del ruck y se fue solito al try. La conversión de Santiago Gilligan les daba la ventaja 7 a 5.

De a poco los forwards de Tucumán llevaron el control del partido y sobre los 25 minutos, Luciano Aguilar apoyó el try que le devolvió la delantera.

Ahí salió a flote la habilidad de los tres cuartos y en una buena jugada con combinaciones entre los backs, llegó el try de Juan Cruz Tejerina en la punta izquierda, para irse al descanso 12 a 12.

Para el complemento hubo alguna variantes y uno de los ingresados, Luciano Bertoli, iba a marcar la diferencia. El hooker de Ayacucho lanzó un line corto, le devolvieron la guinda y se fue solito rumbo al try que desniveló otra vez el resultado.

Con la diferencia a su favor, el equipo de Jorge Pereyra tomó el control del cotejo y con un penal de Gilligan siguió sumando.

Tucumán no se iba a dejar vencer tan fácilmente y con try de Juan Cruz Juárez Saracho se puso a nada más que un punto, 20 a 19.

Cuando más lo necesitaba apareció la derecha mágica de Santiago Gilligan y Pablo Sandullo corrió a un kick al espacio, la tomó y anotó un try fantástico.

El “Mago” se encargó del resto con una conversión desde la banderita soberbia, para dejar las cosas 27 a 19 y que Tucumán no lo pudiera alcanzar.

De esta manera el Seleccionado Juvenil de Mar del Plata logró una histórica tercera posición, con un plantel de jugadores y un staff que estuvo a la altura del torneo y dejó, con su corazón de oro, una medalla de Bronce para la Unión.

El Tiempo

Visita el sitio web de Radio Dolores