Menu

MAR DEL PLATA-VIOLO A SUS HIJAS Y PRESENTO UN CERTIFICADO MEDICO PARA POSPONER EL JUICIO Y LO LOGRO…

La presentación de un certificado médico que hizo su defensa postergó el debate en el que se iba que iba a juzgar a un hombre de 64 años acusado de violar a sus dos hijas de 14 y 15 años. Miguel Acosta llega al juicio en en libertad porque la Justicia de Garantías no avaló la detención solicitada oportunamente.

Tras la suspensión del juicio y por cuestiones de agenda, el Tribunal Oral en lo Criminal 1 dispuso que el mismo se realice en agosto de 2017. Este lunes la fiscal Andrea Gómez le solicitó a los jueces que se celebre en la primera fecha disponible que podría ser en febrero del próximo año.

Acosta está imputado del delito de abuso sexual agravado  reiterado con acceso carnal doblemente calificado por el vínculo y por la relación de convivencia preexistente en dos hechos. Aunque la investigación apunta a los abusos cometidos entre diciembre de 2013 y diciembre de 2014 en la vivienda que ocupaba en el barrio Bernardino Rivadavia, el accionar de Acosta habría comenzado años antes cuando la familia estuvo radicada en Tucumán, Santiago del Estero y la ciudad de Buenos Aires.

Las múltiples testimoniales obtenidas durante la investigación penal preparatoria le permitieron a la fiscal Gómez sostener que el imputado abusó sexualmente de sus hijas de 15 y 14 años “en forma reiterada, abusando de la relación de dependencia hacia el mismo y aprovechando a su vez la situación de convivencia, consistiendo los abusos, en tocamientos de partes pudendas, penetraciones vaginales y anales”.

Los abusos quedaron al descubierto cuando las menores le contaron a su  madre lo sucedido en enero de 2015 y fueron certificados por los médicos del Hospital Materno Infantil luego de que hiciera la denuncia correspondiente. Las dos menores declararon en cámara Gesell que el hombre comenzó con los abusos cuando tenían siete años y nueve años y que dejaría de hacerlo cuando cumplieran los quince.

Más allá de la contundencia de las declaraciones, Acosta llegará a juicio a libertad ya que respondió en tiempo y forma cada uno de los requerimientos de la Justicia por lo que no convalidaron su detención. En su única declaración sostuvo que no tenía nada que ver con la denuncia de su ex mujer, aunque para los investigadores esa versión es “incompatible con las pruebas reunidas”.

La contundencia de la prueba recolectada permitió que la causa fuera elevada rápidamente a juicio en diciembre del año pasado. La postergación por enfermedad del imputado provocó que el inicio del debate tarde un poco más.

El Tiempo

Visita el sitio web de Radio Dolores