Menu

DOLORES-ENTREGA DE RECONOCIMIENTOS

Con la presencia del Intendente Camilo Etchevarren, en el Archivo Histórico fueron Reconocidos Pedro Gallastegui, Héctor Mendiguibel y Mario Lamacchia. La bienvenida fue dada por el encargado del Archivo Histórico Juan Carlos Pirali.

Pedro Gallastegui contó que se inició desde niño en la actividad rural, afirmando “hice de todo domar, esquilar, sembrar, aprendí a trabajar y lo sigo haciendo”.

En otro tramo Gallastegui comentó que el campo y los caballos son su vida. A los 70 años recientemente cumplidos resaltó el apoyo de su esposa y sus tres hijos.

Héctor Mendiguibel dedicó toda su vida al tambo. “Aprendí a ordeñar desde muy chico”, contó Mendiguibel, que agregó “hasta en el servicio militar ordeñé, me tocó en San Martín de los Andes”. Los dolorenses lo recuerdan como uno de los últimos lecheros que ordeñaba, distribuía la leche y los quesos que elaboraba. “Todavía sigo trabajando”, culminó diciendo el tambero, que se siente orgulloso de la actividad elegida.

Por último Mario Lamacchia, durante varios minutos recordó su trayectoria como empleado de comercio y propietario. Con una memoria envidiable a los 94 años, Mario recordó que terminada la primaria comenzó a trabajar en el almacén de sus padres. En 1937 fue tomado por la Tienda Blanco y Negro, que tenía su local en lo que actualmente es la Galería Libres del Sur. “No estoy seguro si mi primer sueldo fue de 25 o 35 pesos”, dijo Lamacchia. Al volver del servicio militar se fue a trabajar a la Tienda Los Gallegos en Mar del Plata, en la que estuvo varios años. Regresó a Dolores y con el mismo sueldo empezó a trabajar en la sucursal que la tienda tenía en nuestra ciudad. Al jubilarse incursionó como viajante para una fábrica de calzado. Poco después junto a su hijo puso un negocio de zapatería en la esquina de Rico y Sarmiento, resaltando “lo abrí sin plata, los proveedores me conocían y me ayudaron. La publicidad en la vieja Radio Dolores fue muy importante para el crecimiento del negocio”. Mario contó que al comprar una propiedad se mudaron donde actualmente tienen la zapatería en calle Belgrano. A los 80 años decidió no trabajar más, sus días los pasa con sus afectos, comentando por último “mi familia ha sido muy importante con ellos comparto este Reconocimiento, actualmente sigo manejando, me entretengo con la computadora, caminado, visitando a mis hijos, nietos y amigos”.

En el cierre el Intendente resaltó la trayectoria de los vecinos que fueron reconocidos. “Con 49 años tengo la suerte de conocer a la mayoría de los dolorenses. Estos vecinos se merecen este homenaje. Los hacemos porque lo sentimos, estamos haciendo justicia con quienes han trabajado y vivido decentemente. Todos son parte de la historia de Dolores”, dijo Etchevarren

El Tiempo

Visita el sitio web de Radio Dolores