Menu

NACIONAL – La selección obligada ante Venezuela

in excusas, a tres fechas del final de las Eliminatorias Sudamericanas, el conjunto de Jorge Sampaoli recibe desde las 20.30 al colista en el Monumental, con la necesidad de sumar de a tres para meterse en zona de clasificación.


Mascherano, luego de estar en el banco ante Uruguay, volverá a estar desde el arranque en el choque frente a Venezuela.

“Los partidos hay que jugarlos”. “No hay rivales fáciles”. “A Argentina todos le juegan como si fuera una final”. Todas esas frases son verdad. Tanto, como que en esta instancia, a tres fechas del cierre de las Eliminatorias Sudamericanas y con la clasificación a Rusia 2018 muy complicada, la Selección no se puede dar el lujo de dejar puntos en el camino ante Venezuela, el último de la tabla de posiciones sudamericana, que apenas ganó un partido y perdió 10, y ya está eliminado con apenas 7 puntos. Desde las 20.30, en un Monumental que estará colmado, el equipo de Jorge Sampaoli va por tres puntos que lo acerquen al mundial del año que viene.

Con toda la presión sobre las espaldas, Argentina debe mantener la calma y saber que el partido dura 90′. Arriesgar más de la cuenta y recibir un golpe de Venezuela, podría ser letal para el resto del encuentro, teniendo en cuenta la impaciencia que vivirá la gente y se trasladaría al campo de juego. Por eso, en la conferencia de prensa previa, el entrenador avisó que no será fácil y que se disputará con mucha tensión, casi que pidiendo a los hinchas que tengan paciencia.

Para que el punto con Uruguay tenga un sabor dulce, es imperioso quedarse con los tres en casa. Con el regreso de Mascherano por el suspendido Mercado, la vuelta de Ever Banega, sorprendentemente en lugar de Biglia, y el ingreso de Lautaro Acosta desde el arranque por Acuña, el resto será el mismo equipo que igualó en el Centenario, con una nueva posibilidad para Ángel Di María, el más criticado hoy por hoy del plantel, y la segunda prueba del tridente ofensivo que componen Lionel Messi, Paulo Dybala y Mauro Icardi.

Por su parte, Venezuela, ya eliminado y sin nada que perder, apuesta al recambio y aprovecharía este encuentro para darle rodaje a varios de los juveniles que dieron que hablar en el Mundial Sub 20 donde alcanzaron la final. La intención de Rafael Dudamel es empezar un proyecto de cero en el que esos chicos sean los que afronten las próximas eliminatorias camino a Qatar.-

El Tiempo

Visita el sitio web de Radio Dolores