Menu

LA PROVINCIA-UN INTENDENTE LOGRO UN ACUERDO CON LOS PANADEROS Y BAJARAN EL PRECIO DEL PAN

En Hurlingham, el pan se venderá a mitad de precio a partir de un convenio que realizó el municipio que gobierna Juan Zabaleta y las distintas panaderías de la localidad.

Lamentablemente para todos, el Gobierno nacional no tiene ninguna buena noticia para dar. Hace tres años entregábamos netbooks en los colegios y hoy tenemos que defender el kilo de pan para que quienes la están pasando mal puedan acceder a un producto fundamental de la canasta básica y en la alimentación.

La idea central es garantizar que el pan pueda seguir siendo accesible, en medio de lo que el propio presidente Macri consideró una “tormenta”económica, que afecta principalmente a los sectores más vulnerables de la sociedad.
En el decreto que firmó el intendente se menciona la necesidad de “defender el mercado local” y “proteger las fuentes de trabajado en el sector”,que han sido duramente golpeados por el aumento del precio de la harina, así como de las costosas tarifas de servicio.

También, la norma prohíbe la venta de panificados en establecimientos no habilitados.



“Lamentablemente para todos, el Gobierno nacional no tiene ninguna buena noticia para dar. Hace tres años entregábamos netbooks en los colegios y hoy tenemos que defender el kilo de pan para que quienes la están pasando mal puedan acceder a un producto fundamental de la canasta básica y en la alimentación, enfatizó el intendente Zabaleta.

De esta forma, el precio del pan se encontrará subsidiado a partir de la eximición o “la baja sustancial de la Tasa de Seguridad e Higiene”. La misma medida busca ser aplicada en el municipio de Arrecifes, donde el intendente Olaeta envió un proyecto al HCD local para lograr la suspensión de las tasas por algunos meses.

El Decreto promulgado por el intendente establece, entre otras medidas, la creación de un registro de panaderías: la prohibición de producir panificados en un establecimiento no habilitado, incluyendo la cocción de masa cruda, congelada o precocida, y la obligatoriedad de exhibición del certificado de procedencia en locales en los que se expida pan para su consumo.

Además, se requerirá un control de ingreso de panificados al distrito, verificando sus condiciones de higiene, transporte, seguridad y habilitación de rodados.

Hace poco, organizaciones sociales, políticas, sindicatos y sectores de la iglesia conformaron la Mesa de la Economía Social y Popular para exigir que el pan sea declarado un “Bien Social”, en medio de la crisis.

El Tiempo

Visita el sitio web de Radio Dolores